viernes, 7 de septiembre de 2007

Aquel corredor

Ahí estaba, de pie frente a ese largo corredor, ni un ruido acariciaba mis temerosos oídos que intentaban abrazar aunque fuera un leve susurro alientador, todo parecía muerto, y a pesar de que la ventana que daba hacia la luna iluminaba un poco ese inerte lugar, ni la mas pequeña señal de vida lograba percibir, ahí estaba, descalzo, harapiento, desorientado y aterrado, comencé a caminar, apoyando mi mano izquierda en la pared y mientras el frió piso hacia contacto con mi piel desnuda, sentía los besos que me daba el viento en mi pecho desnudo, que como saetas heladas, me partían el alma de puro frió, aun así caminaba, cobardemente por el corredor, lentamente, no sabia cuan largo era ese pasillo oscuro, ni lo que me esperaba cuando llegara al final, los ojos me lloraban solos, pero no de pena, era solo ese extraño frió que hacia de las suyas de mi, tenia la piel erizada, y no sentía mis pies, ni mis manos, al poco andar de unos pasos, un sonido cercano lograba llenar de vida ese pasillo, note con desagrado que era agua, el piso entero estaba mojado, y eran mis pies lo que hacían nacer pequeñas olas que golpeaban con una microscopica furia las paredes de pintura negra reseca, mas bien, no sentía que tocaran mis pies, estaba muriendo pensaba, ya no sentía el latir de mi corazón y aun así estaba consiente, mi aliento, a cada expiración, formaba grandes humaredas, que levemente lograba percibir, era ese intenso frió que me estaba matando, y ya mi aliento era congelante, en fin estaba entregado, yo no podía ni me quedaba fuerzas para retroceder, solo sabia que tenia que avanzar, luego note algo extraño, a lo lejos, una luz muy diferente a todas las que había visto antes, me marcaba el final del trayecto, esa luz salia por el canto de una puerta, la mas hermosa puerta de alerce y sin pintar que en mi vida vi, tenia inscripciones extrañas, de un lenguaje antiguo, no me atrevía a tocarla, no sabia que me esperaba del otro lado, estaba nervioso, sudaba y mi corazón se aceleraba, toque la puerta y nada sucedió, la perilla y las bisagras oxidadas me dieron la idea que por esa puerta hace mucho tiempo que nadie pasaba, estaba estropeada, pero aun así no dejaba de ser bella, no se escuchaba nada del otro lado, y la luz que venia de allá no me dejaba ver que había en esa habitación, estoy muriendo pensaba, cualquier cosa puede ser mejor que morir aquí de frió, golpie la puerta, esperando que me abrieran una y mil veces y nadie apareció, me empecé a desesperar, golpie la puerta muy muy fuerte, tanto que sentía el eco del sonido miles de metros detrás de mi, de mis manos empezaba a chorrear espesa sangra negra y fría, como coagulada, ya no podía esperar mas, estaba tan cansado, sucio, mojado y moría de frió, ya no podía mas y me rendí ahí mismo, me tire al piso abranzando la muerte y logre sentir paz, no quería agonizar mas y me tumbe a dormir hasta morir, mi cabeza sin fuerzas golpio el piso, y al hacerlo quedo bajo del agua, al llegar al fondo, mis labios sintieron algo suave y aterciopelado, pasto?, ¡que clase de lugar es este! grite mudamente en la soledad, de pronto, del otro lado alguien dijo, con una voz muy suave, hey, levantate, solo son unos pasos mas y te podre ayudar, yo con las pocas fuerzas que tenia me levante y le dije, abreme por favor, necesito ayuda, y me dijo, yo?, yo no puedo abrir esta puerta, solo tu puedes hacerlo, y yo llorando ya de impotencia le dije, no, no puedo, la empuje, la golpie, y no pude abrirla, y ya no me quedan fuerzas, y me dijo, y no intentaste con la llave?, yo le dije..que llave?, no veo ninguna, y me dijo con extremada paz, la llave con la que pudiste llegar al corredor, y con la que has andado por todas estas horas, y yo aun seguía sin entender, ni siquiera sabia como había venido a parar a un lugar así, solo recordaba haberme quedado dormido y despertar en este lugar, revise la única prenda de vestir que llevaba, un harapiento pantalón blanco, revise los bolsillos y ahí estaba, una llave negra muy grande, con una inscripción, que a pesar de la poca luz, lograba leer, aturdido, confundido y mas que nada asustado me dispuse a leer, aquella llave negra y grande decía, en letras cromadas "La Muerte", quede pasmado, las llaves se me cayeron al agua, no podía decir nada y pensar en nada, había muerto y ni cuenta me había dado, y aquel pasillo, aquel pasillo extraño, era el túnel de la muerte, que tenia que recorrer para llegar a mi nuevo destino, mil cosas se pasaron por mi mente, hasta ahora nada había sido agradable, y aterrado pensaba que algo mas horrible me podía esperar adelante, pero respire con fuerza, sin duda no podía devolverme, recogí la llave, y la puse en aquella puerta, temerosamente me dispuse a empujarla, y ya todo estaba hecho, la luz me cegó, tanto, que caí desplomado al suelo cubierto de pasto, y por fin mi alma se desprendió de mi cuerpo, y finalmente expire, mi cuerpo mortal se desvaneció entre las hierbas, y a lo lejos divise lo mas hermoso que mis ojos alguna vez pudieron ver, que de solo verlo te hacia llorar, y detrás de una colina, con túnicas blancas se acercaban mis ancestros muertos, todos hermosos, de cabellos blancos y ropas de lino fino, bisabuelos, abuelos, tíos, primos, y mis padres y mucha mas familia de la que en vida conocí, también estaba mi amor ahí, me preguntaron que porque demore tanto, me dijeron que era el ultimo en llegar, yo no sabia que decir, era esa increíble paz, y amor que me rodeaba, lo que me tenia enmudecido, lágrimas aperladas caían de mis ojos, lágrimas hermosas mas que cualquier preciosa joya, yo solo los abrace y di gracias por estar vivo, después de morir...

4 comentarios:

Chained Entity © dijo...

Amor con esto si que me sorprndes 200%!! sabia que escribes bonito poemas como los que escribiste antes en este blog. Pero esto de verdad se paso.

El cuento te suprime te atrapa, se cruzan sensaciones, se traspasa y se siente.

Mientras leia ni podia imaginarme el final.

Me impacto la conversacion con esa voz que le habla de la llave.

muy muy bueno.

sigue escribiendo asi amor, hay mucho que puedes entregar aun de lo que hay dentro de ti.

Me siento orgulloso =) si pues el que escribio esto es mi pololo =)

Cinza dijo...

muy chulo sí, señor.. sorprendente final... yo no sabía ya si la puerta era la de minas titith!!!!!!... jeje

Muy bonito relato... como te fijas en los detalles, que pasada... muy chulo.

Belén dijo...

ais que miedo... me ha gustado... he estado todo el relato con los ojos como platos!

Besos varios

Rachel dijo...

Buff, tremendo relato..... Me parece impresionante la capacidad que tienes para contar historias, para mantener el suspense hasta el final y en el último momento dar un giro que cambia todo por completo...

Y el libro para cuando??? ^__^

Un besazo enooorme!!!